ARRIBA

    KENTON COOL

    La subida al Everest en 11 ocasiones es sólo una de las hazañas de resistencia que este alpinista de élite ha logrado

    El montañero, alpinista y guía de montaña británico Kenton Cool depende de los vehículos Land Rover para entrenar en duras condiciones y terrenos difíciles.

    El vehículo ha demostrado su valía en traicioneras condiciones cercanas a la ventisca durante una semana de entrenamiento en Noruega, antes de escalar el Everest. "Al utilizar el modo de nieve y grava Terrain Response®, conseguí la confianza que necesitaba para llegar hasta lo más cerca posible del borde de la montaña, lo que permitió al equipo aprovechar al máximo las escasas horas de luz para subir. Esto fue fundamental para nuestros planes de preparación para conquistar el Everest".

    Y añade: "Los miembros del equipo se pelearon para ser el conductor, sobre todo cuando mencioné sobre el volante con calefacción. La escalada sobre hielo puede ser brutal para los dedos; los escaladores la llaman "dolores calientes", un agudo dolor que se produce cuando los dedos están muy fríos y luego se calientan, envolviendo las manos frías alrededor del volante con calefacción era el paraíso.

    "Sin embargo, una de las mejores cosas del Range Rover Evoque es el techo panorámico, que nos permitió echar nuestro primer vistazo a la aurora boreal. Nunca antes habíamos una luz así y disfrutamos de este espectáculo desde el mejor asiento del mundo".